Cuando un paciente empieza a sufrir los primeros signos de alopecia, una de las zonas más afectadas y donde suele evidenciarse esta falta de cabello es en la coronilla. Esta zona, junto con la parte frontal, es donde empieza a verse una pérdida de densidad capilar. Sin embargo, existen soluciones para reducir la coronilla y las entradas.

 

Por qué se produce la alopecia

Las causas de la alopecia son diversas y van desde la genética hasta el estilo de vida de la persona que lo sufre. Existen distintos tipos de alopecia, tanto en hombres como en mujeres, y dependiendo del caso sus causas varían.

Es la alopecia androgénica la que suele estar detrás de la falta de cabello en la coronilla. Es el tipo de alopecia más común y está detrás de casi el 95% de los casos de alopecia. Sus motivos son genéticos, debido a problemas hormonales o a una combinación de ambos factores. Sin embargo, como hemos comentado, el estilo de vida también puede ser un factor importante. Abusar del tabaco, del alcohol o sufrir un alto nivel de estrés también pueden propiciar este tipo de alopecias.

 

 

Los primeros síntomas de esta caída del cabello suelen ser una pérdida de la densidad capilar. El pelo comienza a crecer más fino y, debido a esto, empieza a caer, primero en la zona frontotemporal, o lo que conocemos como entradas, y después en la zona de la coronilla.

 

Prevención de la alopecia

El primer paso para solucionar y reducir la coronilla es que el paciente permanezca atento a los primeros signos de caída. Notar que en la almohada hay más cabellos de lo normal o percibir una pérdida excesiva del cabello tras lavarte o al manipular el cuero cabelludo son algunos de los primeros síntomas.

Frente a estos episodios, lo mejor es acudir a una clínica especialista en trasplantes capilares lo antes posible, donde podrán dar con las causas exactas de tu alopecia y con la solución óptima. Algunas de estas soluciones son las vitaminas para fortalecer el crecimiento del cabello, siempre bajo la receta y recomendación del médico especialista.

Por otra parte, también están los tratamientos PRP o Plasma Rico en Plaquetas. En estos casos, se le extrae sangre al paciente y se separan las plaquetas de su sangre. Con estas plaquetas se ayuda a regenerar y estimular el crecimiento del cabello en el paciente mediante micro inyecciones en la zona del cuero cabelludo.

 

Soluciones para reducir la coronilla

Hay otros casos en los que la alopecia ya está en una fase avanzada y ni las vitaminas, ni el cambio de estilo de vida ni la técnica PRP pueden solucionar esta caída del cabello y lo ideal es someterte a un trasplante capilar. Para ello existen diferentes técnicas. La FUE trabaja extrayendo las unidades foliculares de la zona donante, mientras que la técnica FUSS, también conocida como técnica de banda, retira bandas de cuero cabelludo para después dividirlas en unidades foliculares. La zona donante en ambos casos suele ser la zona occipital, ya que queda fuera de las injerencias genéticas y hormonales del paciente; las principales causas de la alopecia.

Ya sea mediante técnica FUE o FUSS, los trasplantes capilares sirven para extraer estas unidades foliculares e insertarlas una a una en la zona receptora con tal de conseguir que el cabello vuelva a crecer. Y siempre debe ser una decisión tomada por parte de un médico especializado en tratamientos capilares.

Reducir la falta de pelo en la coronilla es cuestión de estudiar cada caso en particular y aplicar las soluciones con mayor posibilidad de éxito.

×

Powered by WhatsApp Chat

×