Antes de someternos a una cirugía, lo normal es estudiar bien en qué momento llevarla a cabo. Lo mismo pasa a la hora de elegir la mejor época para realizar una cirugía capilar. Y no hablamos solo de un factor como la edad, sino también escoger en que estación del año realizarla.

Lo cierto es que no hay una sola época ideal, o una sola edad a la que someterse a un trasplante capilar. Siempre dependerá de la situación personal de cada uno, tanto de sus planes como de las rutinas diarias. Para tener en cuenta todos estos factores, hay que conocer muy bien el procedimiento, tanto preoperatorio como postoperatorio.

 

La etapa del pre y post operatorio en un trasplante capilar

Durante el preoperatorio y el postoperatorio deben tomarse algunas medidas para que la intervención sea lo más segura y efectiva posible.

En el preoperatorio es recomendable no tomar medicamentos contraindicados para este tipo de procedimientos, como pueden ser los antiinflamatorios o las aspirinas. Por otra parte, también es importante no tomar alcohol, café ni tabaco los días previos, o al menos durante el día previo a la cirugía. Es recomendable que el día anterior se realice una higiene exhaustiva del cabello (con agua tibia y productos adecuados al tipo de pelo) así como tomar alimentos ligeros y saludables.

 

El periodo postoperatorio tiene una mayor duración, aproximadamente 15 días. Durante este periodo de tiempo, tu cirujano o médico especializado en medicina capilar deberá hacerte un seguimiento de la evolución de los folículos trasplantados a la vez que te guía en la cura de las pequeñas costras que quedan tras la intervención. De hecho, gran parte del éxito futuro del trasplante dependen de estos 15 días.

A su vez, algunos de los consejos a tomar durante esas dos semanas son evitar los esfuerzos, al menos durante los tres días siguientes a la operación, tomar solo aquellos antiinflamatorios que haya indicado tu cirujano o médico, no tocar ni friccionar el cuero cabelludo, evitar la sudoración, el sol directo y el uso de gorras o cintas. Y, por supuesto, evitar también el consumo de alcohol y tabaco.

 

Época del año en la que realizarme un tratamiento capilar

Tal y como se ha comentado anteriormente, no hay una época totalmente idónea para todos los pacientes. Depende mucho de los planes durante 15 días y el día a día. Si por ejemplo, en determinada época del año tenemos una boda o celebración, no es recomendable hacerlo en ese momento. Así pues, someternos a estos cambios en el cabello en verano no es la opción más recomendable si vivimos en un lugar caluroso y húmedo, ya que debemos evitar el sol directo y la sudoración.

Aunque no haya una época ideal para todos, lo cierto es que hay una estación del año que puede ayudarnos a cumplir muchos de estos consejos; el otoño y el invierno. Suelen ser las épocas predilectas por gran parte de los pacientes, y la razón principal es la incidencia de los rayos de sol, sobre todo en comparación al verano, y por lo tanto, las pocas posibilidades de sudar en exceso.

 

El factor de la edad a la hora de pensar en un tratamiento capilar

No hay una etapa ideal en la vida para someterse a un trasplante capilar,  el cual debe ser indicado por un especialista  de acuerdo a las  características de cada paciente.

De todas formas, este tipo de decisiones deben ser adecuadas a las situaciones específicas personales, como cirujanos capilares necesitamos estudiar cada caso de forma individualizada. Gran parte del éxito de la intervención es hacer una buena valoración y un adecuado seguimiento del paciente, teniendo en cuenta toda está clase de factores.

 

×