Como primer punto, es importante conocer que las siglas FUE corresponden a Follicular Unit Extraction o, traducido a nuestro idioma, Extracción de Unidades foliculares. Por lo tanto, la técnica FUE hace referencia a un tratamiento capilar que consiste en extraer micro injertos del cuero cabelludo, conocidos también como unidades foliculares e introducirlas en la zona a tratar. De esta manera, se procede a redistribuir los folículos pilosos en la cabeza del paciente.

La técnica FUE es la mejor solución a la falta de cabello. Los efectos visuales del tratamiento se pueden apreciar hacia los 5-6 meses, aunque el resultado final no se valorará hasta haber pasado los 12 meses desde la intervención.

 

Tipos de pacientes para la técnica FUE

El tratamiento FUE es el procedimiento indicado para solucionar:

  • Alopecia Androgénica
  • Cubrir cicatrices de trasplantes previos
  • Cicatrices en cuero cabelludo.
  • Solucionar la falta de cejas
  • Solucionar la falta de cabello de la barba
  • Falta de cabello en mujeres

 

 

Fases del procedimiento con la técnica FUE

Previamente a que un paciente se someta a la técnica FUE, es necesario el corte de cabello, que puede ser de tres tipos: rasurado total, rasurado parcial o SIN rasurar. Este último se puede realizar principalmente en mujeres pero también en hombres, aunque hay que individualizar cada caso.

A parte del corte de pelo, también es importante lavarse muy bien el cuero cabelludo y darle un cuidado especial la noche anterior a la intervención.

El procedimiento para la extracción folicular consiste en 4 fases principales:

  1. Extracción de los folículos. Los injertos se sustraen con las raíces incluidas, que deben ser visibles con un microscopio. En este punto, también se utiliza una micro pinza para manipular todo tipo de folículos.
  2. Organización de los injertos. Esta tarea sirve para dividir los injertos en individuales, dobles o triples, dependiendo del número de folículos del pelo.
  3. Apertura de canales. En esta fase se trabaja la apertura de la zona receptora, es decir, aquella en la que se deben introducir los injertos. Los orificios se abren dependiendo del ángulo y dirección de crecimiento del cabello, siempre sin dañar el cabello sano que pueda haber en esa misma área.
  4. Introducción de los injertos. Fase final de la técnica FUE, en la que se introducen uno a uno los injertos. Debe hacerse en la dirección correcta y con mucho cuidado de no dañar el área.

Este tratamiento suele tener una duración de entre 3 y 8 horas, ya que depende de la cantidad de folículos a extraer e introducir en la zona receptora. Se realiza con anestesia local, sin notar ninguna molestia durante la cirugía.  También podemos realizar con sedación endovenosa donde un médico especialista en Anestesiología le administrará sedantes para estar completamente tranquilo.

 

Ventajas de la técnica FUE

Una de las principales ventajas de la técnica FUE es que no deja la cicatriz lineal que solía haber con la técnica antígua o técnica FUSS (de la tira).

Aunque el resultado final suele tardar un año en ser visible, es a partir de los 2 o 4 meses cuando pueden verse los primeros resultados y un cambio considerable en comparación al cuero cabelludo anterior al tratamiento.

 Además, trabajar con este tipo de técnica asegura que los injertos que se colocan duren toda la vida o tarden muchos años en caer, ya que precisamente la técnica FUE trabaja con injertos genéticamente programados para crecer toda la vida.

×