La cirugía de trasplante capilar es una de las soluciones más óptimas a determinados tipos de alopecias, como la alopecia androgénica o la femenina. Y es que un trasplante capilar puede solucionar la pérdida y caída de cabello en distintas partes del cuerpo más allá del cuero cabelludo. Además, este tipo de intervenciones son rápidas y poco invasivas, sin requerir hospitalización.

 

Preparación de la cirugía y pre operatorio

Antes de la cirugía, la clínica especializada en medicina capilar debe estudiar el caso de cada paciente de una forma individualizada y exhaustiva, realizando tests o diagnósticos capilares para hallar la causa de la caída del cabello. De hecho, existen múltiples factores que pueden acabar desencadenando alopecia; envejecimiento, cambios hormonales, antecedentes, traumatismos, quemaduras… Y cada uno de estos factores requiere de una solución adecuada.

Normalmente, la solución más completa y efectiva es un trasplante capilar, dentro del cual también encontramos distintas técnicas para llevarlo a cabo, como las técnicas manuales FUE o FUSS y los implantes con robot.

 

 

Se trata de una cirugía ambulatoria mínimamente invasiva que se realiza en instalaciones quirúrgicas en el interior de las propias clínicas. Suele durar entre tres y seis horas, siempre dependiendo de cada caso, y se puede utilizar anestesia general o bien anestesia local, dependiendo del paciente. No requiere hospitalización, de hecho, ese mismo día los pacientes ya vuelven a sus casas con la cirugía de trasplante capilar completada, y siempre siguiendo los consejos del cirujano.

 

Procedimiento en una cirugía de trasplante capilar

Como hemos comentado, la cirugía para un trasplante capilar puede ser a través de distintas técnicas. Pero sea como sea, el objetivo y procedimiento es siempre el mismo; extraer folículos para trasplantarlos posteriormente. Puede dividirse en cuatro fases un trasplante capilar:

  1. La extracción de los injertos. La extracción de los folículos pilosos se hace en la zona donante, que suele ser la zona occipital y parte de las áreas temporales ya que está libre de las injerencias hormonales y genéticas. Esta extracción puede hacerse de forma individual por cada folículo, es decir, con la técnica FUE, o retirando una capa o banda de piel, con la técnica FUSS.
  2. La organización de los injertos. Tras la extracción de los injertos, se procede a su organización. En el caso de la técnica FUSS se dividen y se escogen los más óptimos, con la técnica FUE ya se clasifican directamente estos injertos en los que puedan ser más válidos.
  3. La apertura de canales. Una vez se tiene las unidades foliculares escogidas, se procede a abrir los pequeños canales en los que se introducirán en la zona receptora.
  4. La introducción en la zona receptora. Uno a uno, los folículos se implantan en los canales de la zona donde se sufría la caída y pérdida de cabello.

 

El post operatorio y los resultados

Tras la cirugía es importante seguir las recomendaciones del médico especializado. Pese a que la intervención es rápida, los cuidados posteriores son de vital importancia para que el trasplante tenga éxito.

Los primeros días suelen aparecer costras en el cuero cabelludo y es imprescindible no tocar la zona e hidratarla con mucho cuidado. Además, a la hora de dormir hay que intentar no apoyar la cabeza para no dañar los folículos.

A partir del cuarto día el paciente ya puede empezar las rutinas e higiene diaria con jabón pH neutro y sin frotar en exceso la cabeza. En estas primeras semanas es normal que las pequeñas costras que aparecieron tras la cirugía vayan cayendo. De hecho, no es hasta el décimo día cuando los folículos trasplantados ya están asentados.

Los primeros resultados pueden empezar a verse a partir del tercer o cuarto mes cuando el cabello empieza a crecer fino y asimétrico. Sin embargo, no es hasta el año después del trasplante cuando se aprecia el resultado final y el cabello ya crece con normalidad.

La cirugía en un trasplante capilar es rápida e indolora, pero es de vital importancia seguir todas las recomendaciones de la clínica capilar así como acudir a revisiones periódicas para asegurar el éxito de la intervención.

 

×

Powered by WhatsApp Chat

×